Les propuse de forma muy casual a los chicos fijar un día para entrevistarlos y respondieron con un entusiasmo envidiable y muy veloz.
Pasó todo muy rápido.
Nos juntamos en un bar del barrio Italia (Absolut rock por si quieren ir), piola, se podía conversar. Preciso. Me sentía como Luis Jara cuando entrevistó a Robbie Williams.
No quería preguntarles lo típico pero, quería saber todo sobre esas guitarras con retroalimentación ruidosa y a la vez melódicas. Quien estaba detrás de las letras. Pero, creo que por sobre todas las cosas, quería que supieran que me habían transportado a los 90's de una buena manera, con claras influencias de sonic youth y dinosaur jr. Extrañaba algo de aquella época. Ese lado alternativo más allá del metal.
Himalaya me hace querer bailar, pero no por eso pierde su toque rockero. Transmite toda esa mística noventera, under, shoegaze, ese lado medio oscuro, pero que te seduce lo suficiente como para querer ir a bailar a la Blondie.
¿Cómo comenzó Himalaya

Todo partió un día en que Marcelo encontró mediante las redes sociales, una convocatoria que hizo converse rubber tracks, cuyo premio era grabar un tema sin coste alguno.

Él mismo confiesa que dudó un par de veces en si mandarlo o no, (que bueno que se atrevió). A los pocos días lo llamaron para que grabara Loop, el tema ganador con el que este proyecto partió. Marcelo estaba sólo por ese entonces, con una banda que no lo satisfacía. Al primero que llamo fue al Tavo (batería), que en ese entonces, participaba de otro proyecto llamado gustavia. Necesitaban un bajista.
Resulta que Gustavo tenía un primo bajista Gabo.
Los tres se juntaron a ensayar algo así como 3 días antes de que fuera la fecha para presentarse en el estudio a grabar. Cuando todo iba fluyendo, Gabo le comunica a Marcelo que justo el día en que iban a grabar, él se iría de viaje.



Volvían las dudas sobre este proyecto, ¿a quién recurriría

Marcelo se contacta con Armaroli, quien no estaba seguro si se uniría a su causa, ya que tras 12 años de amistad y de compartir escenarios, ocurrió el desgaste natural de cualquier tipo de relación. Afortunadamente, Armaroli le dio el vamos que Marcelo tanto ansiaba.
Ensayan el día anterior hasta conseguir la fusión correcta entre estas tres personalidades muy distintas. Himalaya comienza a tomar forma a partir de las cenizas que quedaron de bandas anteriores.

¿Cómo descubrí a Himalaya

Llevábamos varias noches flotando con mi hermana en la nostalgia de ver/oír una banda en vivo, por el simple hecho de que es bacan, punto.
Surfeando por las olas del internet llegamos a un afiche que decía:
Rey Puesto + Himalaya! 18 de marzo. Démosle. ¿Por qué no Así se han descubierto grandes bandas

Trate de no juzgar a Himalaya por su nombre, porque creí que era otra de tantas bandas que hay en esta ciudad.

Llegamos a Onaciu, en una de esas noches tibias de Santiago. Había poca gente, quizás porque nosotras somos muy puntuales y llegamos siempre temprano a las tocatas, por supuesto que la banda de Jean Phillipe, Rey Puesto, era el platillo fuerte.
Himalaya inauguró la noche. No sé con qué canción habrán partido aquella velada, ya que no los conocía.

Volaron mi cerebro, me llene de recuerdos de la época colegial, baile como en la Blondie. Me sedujeron de inmediato esas guitarras ruidosas y a la vez melódicas, los efectos que logra Alfredo (bajo) con sus pedales regalones. La justa cantidad de energía y euforia que Marcelo (voz y guitarra) logra con sus rasgueos a lo Thurston Moore, y Gustavo (batería) siendo el más joven de la banda, aporta una batería constante y precisa sin perder ese power grunge indie.

Claro que quería saber todo sobre esta banda, les pregunte cuando volverían a tocar, la próxima fecha seria el 7 de abril en el Bar de Rene, celebrando su aniversario.

Llegó el gran día, iba preparada a vacilar temas que había visto en youtube como: My Cocaine, Loop y Disaster.
Sonaron increíble, una vez más me sorprendieron. La sinergia que hay entre todos se nota, lo pasan bien tocando, les gusta, lo disfrutan y eso se traspasa al público.
Les compre el disco esa noche, así podría escucharlos las veces que quisiera.
Hay bandas que se nota que solo son de estudio, Himalaya kick asses en vivo y en el disco. El álbum fue producido por Pablo Giadach (Casino, The ganjas) quien interpreto a la perfección el sonido noventero que traían los chicos.

A pesar que las letras estén en inglés, no son para nada complicadas al momento de corearlas. El disco tiene un solo tema en español Gibraltar, que es el que cierra de forma muy sutil y delicada un álbum entretenido y rápido, que fusiona de buena manera la mezcla de sus influencias, sin saturar al oído. No aburre.

En esta cita, los chicos me confesaron que están trabajando en nuevos temas, de hecho, en la última fecha que tuvo la banda en Mibar, el pasado 18 de mayo, donde compartieron escenario con Icarus Gasoline, mostraron un adelanto de lo que se viene.
A Himalaya le queda un par de fechas más para concluir este muy buen año y tirarse de cabeza a componer y crear nuevas melodías que nos seduzcan y entretengan.

Sigan a Himalaya! En sus plataformas web:

https://www.facebook.com/himalayaface/
https://www.instagram.com/himalayagram/

Me despido agradeciendo por darme la oportunidad de conocerlos y experimentar una noche metafísica cuática.

Salud por Himalaya!


Vanessa Alarcón
@volapitea

Comentarios